En Aguas Andinas, nos comprometemos a desarrollar nuestro negocio velando por el desarrollo sostenible de nuestros principales grupos de interés. Asimismo reconocemos nuestro rol como proveedores de un servicio básico y fundamental para la población, y en este sentido, comprendemos lo importante de implementar la política de sustentabilidad de manera transversal, en cada una de nuestras actividades cotidianas. A través del diálogo y de la mejora continua aseguraremos la mejora en la calidad de vida y el desarrollo armónico de nuestros trabajadores/as, clientes, accionistas y aliados estratégicos.

  • BUEN GOBIERNO Y ÉTICA:
    Fomentar las conductas éticas basada en principios de buen gobierno y los derechos humanos, sobrepasando las exigencias legales.
  • RELACIONES TRANSPARENTES Y DE MUTUO BENEFICIO:
    Desarrollar nuestras relaciones de manera transparente y resguardando el beneficio de nuestra compañía y de las contrapartes.
  • ORIENTACIÓN AL CLIENTE:
    Garantizar la calidad y continuidad del agua y un servicio de excelencia a todos nuestros clientes, mediante soluciones innovadoras que satisfagan y se adapten a sus necesidades. 
  • GESTIÓN AMBIENTAL EFICIENTE:
    Operar siempre buscando la eficiencia, minimizando los impactos ambientales negativos y promoviendo la innovación para reducir nuestra huella ambiental.
  • DESARROLLO INTEGRAL DEL TRABAJADOR/A:
    Fortalecer la cultura organizacional a través del involucramiento de los/as trabajadores/as, resguardando su integridad, potenciando su desarrollo y mejorando su calidad de vida.
  • INVOLUCRAMIENTO CON NUESTROS VECINOS:
    Promover prácticas que fomenten el acceso y uso responsable del agua así como el desarrollo local de nuestras comunidades vecinas a los grandes centros operativos, promoviendo el diálogo y el respeto mutuo.
  • INNOVACIÓN:
    Impulsar la innovación como motor para la optimización de procesos, permitiendo así el desarrollo, promoción y aplicación de soluciones innovadoras con alto valor agregado.
  • ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO:
    Actuar de manera proactiva en el desarrollo de políticas y prácticas en respuesta a los riesgos del cambio climático, en alianza con organizaciones públicas y privadas, aportando así al desarrollo sostenible del país.